ESPIRITU DE QUEJA Y MURMURACIÓN

sistine2.jpg¿COMO DESCUBRIR EL ESPÍRITU DE QUEJA Y MURMURACIÓN?

Filipenses 2:14-16

Pastor: Eddie Ildefonso

Adaptación y resumen: Jorge Edgardo Oportus Romero

Hay algo que realmente esta atacando ala iglesia en este tiempo o en todos los tiempos a estado al asecho, no sé si llamarlo microbio virus, plaga, demonio, o todo junto a la misma vez, es como una plaga, como un virus, que infecta, que carcome, que destruye, es como una enfermedad que aparece de pronto, pero que de día en día te vas enfermando y vas de mal en peor y es preocupante. Este virus ataca a hombres, mujeres y niños a grandes y pequeños, a negros y a blancos a pastores y lideres, esta plaga no perdona a nadie.

Afuera también hay persona que parecen sanas, pero tienen el sida, hay gente que aparentan con una sonrisa falsa y vestuarios llamativos estar bien, pero está mal, hoy en este tiempo no podemos confiar en nadie, ni tampoco dejarse llevar por las apariencias “porque caras vemos corazones no sabemos”. Les estoy hablando de la plaga “la queja y la murmuración”. Gente que anda mal humorada, hoy en día hay personas que se quejan de todo, se quejan hasta de estar bien, se quejan del trabajo, se quejan de su casa, de sus hijos, de sus cónyuges y un largo etc.

¿Sabes de donde viene la queja y la murmuración? De un alma, atribulada, de un corazón abatido y herido, despreciado, y amargado, la amargura trae consigo rencor, odio, desprecio, de sí mismo (Job 7:11). La amargura es contagiosa, (Hebreos 12:15).

Voy a definir la palabra “queja”: esta palabra significa lamentarse, dolerse, protestar, demandar, reclamar, reprochar”. Y de la queja viene la murmuración estos son como dos gemelos que nunca andan separados siempre andan juntos y son muy buenos compañeros nunca se separan.

La murmuración no anda sola, siempre anda con una gran y desagradable pandilla, es decir: la inconformidad, la contrariedad, la ira, el enojo, la amargura, el odio, la violencia, la rebelión, etc.

La murmuración es: “criticar, chismorrear, intrigar, calumniar, susurrar, rumorear, balbucear de otra persona sin razón alguna”.

PASOS DE CÓMO DESCUBRIR EL ESPÍRITU DE MURMURACIÓN

  1. Al murmurador se concentra en el problema mas que en la solución, acaban de salir de Egipto con alegría, pero de pronto miraron hacia atrás que venia el faraón ellos dijeron mejor estaríamos en Egipto... la murmuración no conoce la paciencia, no soporta limitaciones, vive y añora el pasado. (Éxodos 14:11-12).

  2. La gente que murmura y se queja, es peligrosa y hace mucho mal a la obra de Dios. Después de el mar rojo llegaron a Mara donde estaban las aguas amargas, después de Mara, salieron para el desierto, de allí partieron para Refidim y de todas partes se quejaron y murmuraron contra Moisés el siervo de Dios (Éxodos 17:3).

  1. La murmuración crea un ambiente de desconfianza y resentimiento, rompe la unidad y la armonía y fomenta el desaliento en el pueblo (en su propia casa), (Números 13:32-33) y (Números 14:1-38).

  2. La murmuración te lleva a desobediencia y condenación, (Santiago 5:9) porque es de la carne y no del Espíritu, (Romanos 8:1, I Corintios 10:10).

  3. Dios detesta la murmuración y más cuando esta dirigida a siervos que están en liderazgo. Ejemplo: Aarón el pastor auxiliar de Moisés y de Maria la directora de alabanza (Números 12:1-2) Dios no soporta a personas que hablan de los siervos de Dios. Hay personas que no les importa hablar mal de cualquier persona..

  1. La murmuración y la queja provoca a ira y enojo al Señor (Números 11:1).

¿QUE NO HACER CUANDO SOMOS OBJETO DE MURMURACIÓN?

1. Nunca Busque El Origen de la murmuración porque la persona que murmura es una de dos cosas, un ignorante o una persona maliciosa.

2. No Trates de Desmentirlo porque cuanta más atención le das, más se agranda.

3. No te Pongas a la Defensiva porque de hacerlo pruebas que lo que dicen es verdad, Shakespeare dijo en una de sus líneas, “páreseme que la dama protesta en demasía que sugiere que esta tratando de tapar algo”. Se siente culpable.

4. No pagues con la misma moneda. No vale la pena, es bajar a su nivel

5. No te amargues por lo que digan los otros de ti. Mas bien glorifica a Dios I Ped. 4:14-16.

¿QUE ES LO QUE SI PUEDES HACER?

1. Mas bien hazte más fuerte. No dejes que esto te hunda o te desanime, mas bien que los comentarios negativos sobre tu persona sean un estimulo para enfocarte en lo positivo, y lucha por ser mejor.

2. Ora y habla bien de las personas que murmuran y hablan mal de ti (Mateo 5:44-45, Lucas 6:28). Esto significa que hablemos bien de aquellos que hablan mal de nosotros ¿porque, quien podrá respetar a la persona que dice cosas malas de alguien que solo dice cosas buenas? Y que otra persona pueda decir ¿Qué pena que hables mal de el, el siempre se expresa bien de ti? Usa las buenas nuevas, para vencer las malas, porque se dice que es difícil criticar y hablar mal de una persona cuando sé esta orando por ella.

¿Cuál es el remedio para este gran mal?

  1. Arrepentirse

  2. Dedíquese a buscar soluciones creativas, a los problemas que enfrenta.

  1. En ves de murmurar contra otros, busca siempre formas constructivas de animar y edificar a los demás.

  2. Que nuestras palabras no sean un impedimento para el crecimiento espiritual de otros ni un estorbo para los que necesitan encontrarse con nuestro Señor y salvador Jesucristo.

En Conclusión un llamado a la conciencia y al perdón

Tú no tienes ningún derecho para hablar de la integridad de otra persona. No importa si no se a dado cuenta, ve y pídele perdón, eso te traerá liberación, sanidad espiritual, prosperidad, y vida eterna.

Ve donde esa persona antes que la ira de Dios te alcance y caiga sobre ti la lepra, y nadie pueda quitarla de ti; no sigas con ese pecado, no corras con esa carga que no llegaras muy lejos puesto que, tu pecado te alcanzara cuando menos tú lo esperes.

Ya no sigas aparentando que estas bien, si estas mal. Arrepiéntete, busca a Dios.

Talvez tu has sido objeto de murmuración y has dicho a esa persona que no la perdonas porque el daño fue muy grande, sin embargo, Dios si la ha perdonado. “Pedro pregunto un día al Señor ¿Cuantas veces debo perdonar a mí hermano que peque contra mi hasta siete veces?, Jesús contestó: no te digo hasta siete, sino hasta setenta veces siete Mateo 18:22, Mateo 18:23-35. Pide perdón y Perdona de corazón.



 

Jorge Edgardo Oportus Romero

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar